Constitución Española Artículo 21

Se reconoce el derecho de reunión pacifica y sin armas,

El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.

Spanish Constitution Article 21

Recognized the right of peaceful assembly without arms.
The exercise of this right does not require prior authorization.


Anuncios
Publicado en HUMANIDAD | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La Bóveda Global de Semillas de Svalbard

El archipiélago Svalbard (anteriormente Spitsberg por la isla mayor) es un archipiélago situado en el océano Glacial Ártico, al norte del continente europeo, que forma parte del Reino de Noruega. Consiste en un grupo de islas que abarcan desde los 74º a 81º norte y de los 10º a los 35º este; forman la parte más septentrional de Noruega. Solamente tres de las islas están habitadas: Spitsbergen, Bjørnøya y Hopen. El poblado más grande es Longyearbyen.

El Tratado de Svalbard reconoce la soberanía noruega sobre Svalbard y el Acta de Svalbard de 1925 hace a Svalbard parte de este país. 

Durante mucho tiempo, los principales establecimientos en las islas Svalbard, tanto noruegos como rusos, estaban dirigidos a la explotación de las minas de carbón, lo cual viene a confirmar la teoría de la tectónica de placas, ya que no existen árboles en el archipiélago actualmente, por razones climáticas.

A fines de 2006 en las cercanías de Longyearbyen (Spitsbergen) se comenzó la construcción de la llamada «Bóveda Global de Semillas» ( o “Arca” de las semillas), en donde se trata de resguardar a más de 1400 especies de semillas de plantas alimenticias para proteger la biodiversidad, en especial ante cualquier riesgo de catástrofe global.


La Bóveda Global de Semillas de Svalbard (en inglés Svalbard Global Seed Vault y en noruego Svalbard globale frøkvelv ) está situada cerca de Longyearbyen en el archipiélago noruego de Svalbard. Es el almacén de semillas más grande del mundo, creado para salvaguardar la biodiversidad de las especies de cultivos que sirven como alimento. Se conoce popularmente como “Bóveda del fin del mundo” (en inglés Doomsday Vault).

Se construyó a 130 metros de profundidad en una montaña de piedra arenisca en la isla de Spitsbergen. Las obras se iniciaron en marzo de 2007 y se inauguró el 26 de febrero de 2008, con 100 millones de semillas procedentes de un centenar de países de todo el mundo. Los tres almacenes en que está dividida tienen capacidad para 2.000 millones de semillas, que sólo seran extraídas en caso de que se hayan agotado o se destruyan; mientras tanto se conservarán a 18 grados bajo cero en cajas de aluminio cerradas herméticamente, lo que garantiza una baja actividad metabólica y un perfecto estado de conservación durante siglos.

La boveda es impermeable a la actividad volcánica, los terremotos, la
radiación y la crecida del nivel del mar, y en caso de fallo eléctrico,
el permafrost (capa de hielo permanentemente congelada) del exterior
actuará como refrigerante natural.


La construcción de la Bóveda de Semillas, que costó aproximadamente 45 millones de Kroner Noruegos (9 millones de dólares), fue patrocinada enteramente por Noruega. Los costos operacionales serán pagados por Global Crop Diversity Trust. Los principales patrocinadores de la iniciativa son diversas fundaciones y países, como la Fundación Bill y Melinda Gates (más de 20.09 millones de dólares), el Reino Unido (19.46 millones), Australia (11.37 millones), etc. Finalmente han colaborado una amplia variedad de fuentes incluyendo países en vías de desarrollo como : Brasil, Colombia, Etiopía e India. Por su parte, Noruega se encargará de los costes de mantenimiento de la estructura.

Publicado en CIENCIA, HUMANIDAD, LAS SOLUCIONES, PLANETA AZUL, MUNDO UNIVERSO | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

¿Y finalmente, qué se logró en Copenhague?

¿Y finalmente, qué se logró en Copenhague?

Los delegados partieron de Copenhague sin lograr la mayoría de los
objetivos que se habían propuesto. Enfrentamientos, discusiones sin fin,
desplantes, ojeras, enojos y finalmente… un acuerdo.

La esperada Cumbre sobre Cambio Climático de Copenhague -que se robó la
primera plana de todos los medios durante más de dos semanas- produjo
finalmente un texto, que para muchos es un avance significativo en la
dirección correcta y para otros, un rotundo fracaso.



A dos días de alcanzado el acuerdo, y ahora que el frenesí generado por
Copenhague ha dejado paso a la calma, BBC Mundo reflexiona sobre qué se
logró realmente en los seis puntos contenciosos de la cumbre:

* Temperatura

* Emisiones de CO2

* Ayuda financiera

* Transparencia y verificación

* Estatus legal

* Deforestación


Los puntos contenciosos


-Temperatura.
El acuerdo reconoce que para evitar consecuencias
catastróficas, el aumento de la temperatura no debe sobrepasar los 2ºC
(algo que esperaban la mayoría de los países, pero que desilusiona a
otros como las Pequeñas Islas Estado, y a otros países vulnerables que
fijaban la meta en 1,5ºC).

Sin embargo, tal como está expresado en el documento, no se
plantea este límite como un objetivo formal ni tampoco cómo será
alcanzado. Sólo reconoce y acepta el punto de vista científico.



-Emisiones de CO2.

El acuerdo no fija un año en el que las
emisiones deben llegar a su punto más alto para luego iniciar su
descenso. Tampoco indica en cuánto se deben reducir las emisiones. Los
países deberán anunciar en qué porcentaje reducirán sus emisiones para
2020 el 1º de febrero de 2010 . El acuerdo tampoco menciona metas para
2050.

La fijación de plazos y porcentajes era una de los puntos claves
que muchos esperaban estén incluidos en el texto del acuerdo.


-Ayuda financiera.
El acuerdo promete aportar US$30.000 millones
durante los próximos tres años para ayudar a los países en desarrollo a
mitigar los efectos del cambio climático. También promete un fondo
-financiado por los países ricos- de US$100.000 millones para 2020.

Sin embargo no está claro de dónde provendrá el dinero, cómo se lo
entregará, ni quiénes serán los beneficiarios.

Según señala el corresponsal de la BBC Roger Harrabin, esta suma
de dinero que los países ricos han puesto sobre la mesa es la mitad de
lo que algunos organismos de la ONU consideran necesario.

El texto indica que estos fondos “están destinados a los países en
desarrollo más vulnerables”, algo en lo que no están incluidos la
mayoría de países de América Latina. También dice que aquellos países
que se opusieron al acuerdo podrían no recibir dinero.

Cabe recordar que Bolivia y Venezuela, por ejemplo, fueron algunos
de los más acérrimos detractores del acuerdo.


-Transparencia y verificación.
El texto indica que las promesas de
los países ricos en cuanto al recorte de sus emisiones serán sometidas a
un estricto escrutinio, tal y como lo establece la convención marco
sobre cambio climático de la ONU.

Mientras que los países en desarrollo deberán entregar informes
nacionales sobre sus recortes aplicando una metodología “que respetará
la soberanía nacional”. Pese a ser el país más contaminante del mundo,
China aún está considerado un país en desarrollo.

En este sentido, EE.UU. exigía verificar que China esté cumpliendo
con sus promesas, algo que el tratado no establece con claridad.


-Estatus legal.
El acuerdo aceptado en Copenhague no es
vinculante. Esto significa que ninguno de los países que lo reconocen
está en la obligación legal de cumplir con lo que establece su texto.

Para muchos países en desarrollo y organizaciones ambientalistas
esto le quita cualquier validez.

Deforestación.
El acuerdo promete “financiamiento
considerable para evitar la deforestación”. Esto es un punto importante
dado que más del 15% de las emisiones de CO2 se deben a la destrucción
de los bosques.El texto del acuerdo reconoce “el papel crucial
de la reducción de emisiones a través de la deforestación y la
degradación de los bosques (…) y la necesidad de aportar incentivos que
ayuden a tales acciones, como el establecimiento inmediato de mecanismos
como los REDD (…)”.

REDD… ¿Qué es y con qué se come?

Deforestación y emisiones de gases de invernadero van de la
mano. El establecimiento de mecanismos que permitan frenar esta
tendencia es uno de los grandes retos para la comunidad internacional.

La denominada Reducción de las Emisiones
debidas a la Deforestación y la Degradación en los países en desarrollo
o, simplemente, REDD, es una de las propuestas que hacen más eco.
Esencialmente, es una forma de pagar a los países en desarrollo o a
determinadas comunidades dentro de ellos para que conserven sus bosques. Los proyectos de REDD se consideran como una
manera de reducir la cantidad de emisiones de CO2 en todo el mundo
derivadas de la deforestación, que es una de las causas del
calentamiento global.


Parte de los puntos del texto sobre la financiación hacen referencia
explícita a cómo el dinero internacional se destinará a proyectos de
REDD. Para América Latina (nueve países de América del Sur comparten el
Amazonas. Además, México y América Central tienen importantes zonas
boscosas) esto no puede sino ser una buena noticia.

En líneas generales, señalan Tom Brookes y Tim Nuthall, de la
Fundación Europea del Clima, en un artículo publicado en la BBC, y más
allá de las críticas, algo que se le debe agradecer a la cumbre es que
al menos ya no quedan dudas de que el cambio climático se ha convertido
en un tema central de la discusión política para todos los países. Y por otra parte, la conciencia pública sobre el
cambio climático ha aumentado de forma masiva, y tanto para los países
desarrollados como para aquellos en desarrollo, el futuro apunta una
economía baja en carbono.

Copenhague habrá llegado a su fin, pero dada la
cantidad de temas que el acuerdo ha dejado sin resolver los líderes
mundiales deberán continuar debatiendo las políticas para hacerle frente
al cambio climático por largo rato.



Publicado en HUMANIDAD | 1 Comentario

FELIZ NAVIDAD, JOYEUX NOËL, MERRY CHRISTMAS

Publicado en Sin categoría | 8 comentarios

El sistema GEISERBOX

  

La solución

 La Tecnología de
Higienización Activa mediante el empleo del sistema GeiserBox®
representa un nuevo concepto en el tratamiento de los residuos urbanos,
que aporta importantes ventajas con respecto a los métodos que se
vienen aplicando en la actualidad.



El sistema GeiserBox® desarrollado por los ingenieros de AMBIENSYS
procesa los residuos destinados a vertedero y el rechazo de  las
plantas basadas en modelos
tradicionales de separación, para transformarlos en materiales limpios con aplicación en el mercado.

Su diseño modular basado en contenedores marítimos ISO 40 conectados, facilita su transporte, instalación y mantenimiento.

La gran versatilidad de su diseño, permite acometer en un espacio muy
reducido, instalaciones configurables con capacidades de hasta 600.000
toneladas de residuos anuales.

El sistema GeiserBox® se ha concebido como un proceso de pretratamiento
del Residuos urbanos. Gracias al empleo de GeiserBox® los equipos
convencionales de separación de materiales ven aumentada su eficacia
hasta un 90%.

Su posible adaptación en plantas Mecánico-Biológicas, permite reducir
el rechazo de estas instalaciones de un 60% a un 10%, al tiempo que se
eliminan los malos olores y se reducen los costes de mantenimiento.

¿Cómo funciona GeiserBox® ?

Los residuos son introducidos en el GeiserBox® de manera continua, a
través de una boca de entrada situada en un extremo del equipo. Dentro
del sistema los residuos permanecerán alrededor de 30 minutos. Durante
este corto espacio de tiempo los residuos se someten un baño de vapor
de agua a alta temperatura en un entorno de alta presión. Finalmente
los materiales ya higienizados se extraen por una boca de salida,
situada en el extremo opuesto del equipo.

Las principales características que presentan los residuos una vez Higienizados, son las siguientes:

1. No emiten malos olores.
2. Ven reducido su volumen hasta un 80%.
3. No contienen agentes patógenos.
4. No contienen líquidos.
5. Los materiales aparecen sueltos, disgregados, sin ninguna bolsa de plástico ni envases de cartón.
6. Todas las fracciones biodegradables se unen en una única fracción de
Biomasa, de aspecto fibroso y granulometría óptima para su manipulación.
7. Los envases cartón-bebida (Briks) se deshacen pasando a formar parte de las fracciones plástico, aluminio y fibra.
8. Los envases de refrescos, aerosoles y conservas, se obtienen completamente limpios.
9. Los plásticos adoptan formas más compactas dependiendo de su composición.
10. El vidrio se obtiene, sin etiquetas, tapones ni adhesivos.


Publicado en LAS SOLUCIONES | 2 comentarios

Se acabó el tiempo, la fecha límite es Copenhague


Hay momentos en la historia en los que el
mundo puede escoger ir por caminos diferentes. La Conferencia COP 15
sobre el Cambio Climático en Copenhague es uno de esos momentos
decisivos. Podemos optar ir por el camino hacia una prosperidad verde y
un futuro más sostenible. O podemos escoger el camino del estancamiento
y no hacer nada acerca del cambio climático dejando una cuenta enorme
para que la paguen nuestros hijos y nuestros nietos. En realidad la
elección no es tan difícil.

El
objetivo del Gobierno danés es claro e inequívoco. Estamos trabajando
para conseguir un acuerdo ambicioso y global que reduzca las emisiones
de gases de efecto invernadero y aporte adaptación, tecnología y
financiamiento. Además, Copenhague debería incluir una fecha límite
para la firma de un acuerdo jurídicamente vinculante. Y debería poner
al mundo en un camino hacia la limitación del aumento de las
temperaturas en el siglo XXI a dos grados Celsius.

El
mundo está observando. Durante este  último año hemos visto una
movilización popular sin precedentes. Estudiantes y catedráticos,
líderes sindicales y directores generales, políticos y organizaciones
de base, científicos y líderes espirituales. Gente de todas las partes
del mundo, de todas las profesiones y condiciones sociales ha levantado
su voz pidiendo que actúemos ya. Uno de los principales canales del
Gobierno danés, en sus esfuerzos por llegar al público, ha sido la
página web COP15.dk que ha generado una cantidad de discusiones sin
precedente, noticias y una clara elección en cuanto a dónde obtener las
últimas noticias sobre el cambio climático y el proceso político.

Para
el Gobierno danés ha sido una prioridad esencial el asegurar que se
oiga la voz de la gente. Durante todo el pasado año hemos intentado
implicar al público global. Y continuaremos haciéndolo hasta el último
minuto. ¿Por qué? Porque creemos que la cuestión del clima es demasiado
importante para dejarla sólo a los políticos y a los negociadores
especializados. Y porque creemos que la presión pública es necesaria
para hacer comprender a los líderes que deben aportar medidas concretas
y que deben hacerlo ahora. En otras palabras, hemos tratado,
deliberadamente, de subir tánto el precio de no llegar a un resultado
concreto, que ningún gobierno puede afrontar el pagarlo.

No
será fácil llegar a un acuerdo ambicioso en Copenhague. En un escenario
en el que 193 Partes necesitan ponerse de acuerdo, la lista de cosas
que pueden ir mal no tiene fin. Sin embargo pienso que todavía es
posible.

En las últimas semanas, los
países han ido dando un paso adelante casi día a día. Noruega reducirá
sus emisiones en un 40% en 2020. Corea del Sur reducirá en un 30% de lo
previsible en la situación actual. Rusia ha aumentado su compromiso y
ahora reducirá hasta un 25%. Y también están Brasil, Japón, Indonesia y
México.

El Presidente Obama ha
anunciado los objetivos de EE UU, no sólo para 2020, sino más
notablemente para 2025 y 2030. Un 4% por debajo de 1990 quizá no sea lo
que el mundo ha estado esperando, pero EE UU parece saber que el precio
por llegar tarde es que el camino de las reducciones depués de 2020
será mucho más empinado, con un 18% por debajo de los niveles de 1990
en 2025 y un 32% en 2030..

Es también
algo nuevo y esperanzador que China haya dado un paso adelante a nivel
internacional. Debemos analizar más cuidadosamente en lo que se traduce
el anuncio chino cuando se llegue al porcentaje de reducción de lo
previsible en la situación actual.

A
mi modo de ver ello muestra que la fecha límite funciona. Los líderes
mundiales se están dando cuenta de que el precio político de no llegar
a resultados concretos es demasiado alto. Se están dando cuenta de que
para los pobres granjeros de Mali, que están sufriendo sequías y
lluvias repentinas, y para los habitantes de las islas del pacífico,
cuyos hogares están desapareciendo bajo las olas, no hay ninguna
explicación plausible para el fracaso.

En
2007 el mundo decidió hacer de Copenhague 2009 la fecha límite. Las
cuestiones que quedan ahora son políticas. ¿ Cumplirán los ministros y
los líderes mundiales sus promesas? ¿Se decidirán por la acción y no
por el estancamiento?

Y yo les digo:
¡Se acabó el tiempo! Hemos tenido suficientes llamadas de aviso. Y
hemos ido parando el botón de repetición de estas llamadas demasiadas
veces. Podemos hacer de Copenhague el momento decisivo que el mundo
está esperando.

¡Hagámoslo!
Por Connie Hedegaard, Ministra para la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas en Copenhague 2009. 07/12/2009 12:15

Y SI NO OPTAN IR POR EL CAMINO
HACIA UNA PROSPERIDAD VERDE

NOS IREMOS A MUCHO PEOR QUE ESTO

Publicado en HUMANIDAD | Deja un comentario

Volar con ayuda del Sol…


Volar con ayuda del sol…,

“Existen alternativas reales a los combustibles fósiles”


El
futuro llegó el pasado mes de julio. Aquella mañana miles de ciudadanos
de todo el Planeta pudieron ver, gracias a las telecomunicaciones,
aparecer en la base de Dübendorf en Suiza, al primer avión propulsado
exclusivamente por energía solar, capaz de volar 36 horas sin descanso.


Aunque el Solar Impulse, un Airbus A340 no es la primera
aeronave propulsada exclusivamente con energía fotovoltaica, sí será la
primera vez que consiga volar de noche.


El Airbus de 63,40
metros, creado por un equipo de ingenieros capitaneado por Bertrand
Piccard, André Borschberg, cuenta como único combustible con 12.000
células fotovoltaicas incrustadas en sus alas y carcasa. El único
español que ha intervenido en este proyecto, Enrique Guinaldo (Madrid,
1982), ingeniero de Altran, nos cuenta todos los secretos y detalles de
este gigante solar del aire:


¿36 horas volando sin parar, impulsado sólo por la luz solar, no son demasiadas?

¡Desde
mi punto de vista todavía no son suficientes! Las 36 horas, un ciclo
día-noche-día, representan un primer paso para hacer realidad la idea
del vuelo perpetuo. En un futuro próximo podrán completarse vuelos de
mayor duración que permitan, por ejemplo, cruzar el océano y convencer
al mundo de que existen alternativas reales a los combustibles fósiles.
La idea es: si se puede volar, cualquier cosa es posible.



Es el primer avión que podrá volar también de noche… ¿qué tiene de
especial el Solar Impulse?


El prototipo HB-SIA es único en
sí mismo. Hasta la fecha no se ha conseguido un avión de
características similares en cuanto a relación tamaño/peso y envolvente
de vuelo. Por otra parte, el rendimiento de la cadena energética es
extremadamente alto, por lo que se reducen al máximo las pérdidas de
energía. El objetivo es aprovechar toda la energía que se capta del
Sol.


Me gusta utilizar una comparación bastante gráfica para
transmitir los números que hacen de este avión una obra de arte:
imagine un avión equipado con un ala de longitud equivalente a la de un
edificio de 20 plantas volando a la altura del monte Everest con la
potencia de un ciclomotor pequeño… ¡y todo ello con el peso de un coche
de tamaño medio!


¿Realmente tiene como único combustible placas fotovoltaicas incrustadas en su superficie?

Sí.
La única energía que es capaz de utilizar el aparato es la suministrada
por las casi 12.000 células fotovoltaicas que pueblan la estructura.
Durante el día la energía se repartirá entre los motores y las
baterías, siendo estas últimas las que hagan funcionar los motores
durante la noche hasta el nuevo amanecer, momento en el que se repetirá
el ciclo de nuevo.


Y si puede volar 36 horas, ¿qué te impide volar todas las que quieres?

¡Físicamente
nada! Por eso las aplicaciones inmediatas de esta tecnología se centran
en los aviones no tripulados para reconocimiento y observación. En
cuanto a la aviación tripulada, que es nuestro caso, la limitación del
tiempo de vuelo viene determinada por el aguante del piloto, para el
que completar el reto de las 36 horas será toda una aventura. Si
logramos mejorar el rendimiento e introducir más personas que puedan
pilotar por turnos, la idea del vuelo perpetuo tripulado será una
realidad.


El sol ha conseguido que un avión vuele sin
barreras, ¿dónde está el límite de la energía solar?


El
límite de la energía solar se encuentra en lograr una eficiencia tanto
en captación como almacenamiento cercana al 100%. En la actualidad el
aprovechamiento que conseguimos de esta energía es mínimo. Si logramos
aprovechar toda la energía que proporciona el Sol, podremos decir que
la energía solar no tiene límites.


¿Podría haber sido
posible el hito del Solar Impulse, con otra energía renovable, como la
eólica o la biomasa, por poner algún ejemplo?


Volar con
energía eólica, entendida de la forma tradicional, sería imposible
puesto que lo que hacemos es luchar contra el aire durante el vuelo (en
lugar de dejarnos llevar como un velero o un molino). En cualquier
caso, cada vez que un avión vuela, se puede decir estrictamente que
utiliza energía eólica puesto que la diferencia de presión entre las
partes superior e inferior del ala es la que permite al avión volar. En
cuanto a la biomasa, aún no se han desarrollado motores de aviación que
la utilicen, aunque se han hecho grandes avances en motores a reacción
que funcionan con mezclas de biodiesel y queroseno.


Existen
otras energías renovables como la solar térmica o las pilas de
combustible (aunque no constituyan una energía renovable en sí mismas),
con las que ya se han realizado pruebas de vuelo en otros aparatos. La
solar fotovoltaica es una energía muy conocida, con gran capacidad de
evolución y adaptabilidad, gran facilidad de transporte y
almacenamiento en forma de energía eléctrica, y una energía que ayuda a
transmitir de forma muy clara la misión que persigue este proyecto.


¿Cómo
se siente al ser el único español que ha participado en este proyecto,
que pretende revolucionar el mundo de la aeronáutica y de las
renovables?


Ser el único español que ha participado en el
proyecto me produce dos sensaciones. Por un lado, me da un poco de pena
no poder compartir este proyecto con más ingenieros y científicos
españoles que seguro estarían interesados. Por otra parte, me llena de
orgullo haber sido seleccionado para formar parte de un equipo de
profesionales único que tiene por objetivo cambiar la mentalidad de la
gente para hacer un mundo mejor. Es, sin lugar a dudas, un proyecto del
que puedo sentirme orgulloso.


¿Cuándo llegará la versión comercial del Solar Impulse?

Es
posible que nunca. A pesar del gran avance tecnológico que supone este
proyecto se considera inviable realizar vuelos comerciales únicamente
con energía solar. El futuro inmediato de la aviación ecológica pasa
por el desarrollo de estructuras más ligeras que permitan ahorrar
combustible. A pesar de esto, es probable que, si existe la inversión
adecuada, lleguemos a ver aviones pequeños equipados con células
solares y baterías de alta eficiencia.


En cualquier caso,
perseguimos una utopía que será realizable sólo con la colaboración de
todos. La integración de las energías renovables en todos los ámbitos
de la vida diaria depende única y exclusivamente de nosotros.

SOLAR IMPULSE

Publicado en LAS SOLUCIONES | Deja un comentario