Climatología, Lo Que Pueden Desvelar Sobre Cambios Climáticos las Bacterias Atrapadas en el Hielo

 

Unos científicos del Instituto de Investigación de la Meseta tibetana (ITP), dependiente de la Academia China de Ciencias, y colaboradores, han comprobado recientemente que las bacterias depositadas en el hielo y la nieve podrían aportar datos importantes sobre cómo ha estado cambiando nuestro clima.
 
Menéame
 
El descubrimiento podría dar a la comunidad científica un nuevo indicador para evaluar el actual cambio climático, distinto en su naturaleza a todos los cambios físicos o químicos importantes acaecidos anteriormente.
 
Según el Profesor Yao Tandong, científico principal de la investigación, la abundancia de bacterias en los núcleos de hielo varía en respuesta a las condiciones climáticas. Trabajando con muestras de hielo y nieve tomadas del glaciar Guoqu en el Monte Geladaindong, Yao y sus colaboradores del ITP y de la Universidad de Xiamen, en China, midieron las abundancias anuales de bacterias atrapadas en el hielo durante las últimas siete décadas. Los análisis mostraron que los niveles bacterianos aumentaron con las temperaturas y concentraciones de polvo más altas.
 
Los expertos encontraron que la abundancia bacteriana, con su valor mínimo en 1938 y el máximo en 1997, aumentó de acuerdo con los niveles de oxígeno-18, un isótopo natural y estable de oxígeno conocido por estar bien correlacionado con la temperatura. Normalmente, la concentración de oxígeno-18 en el hielo sube en los años más calurosos.
 
Las bacterias también aumentaron con los niveles de polvo en el núcleo, según descubrieron los científicos al medir los niveles de calcio en las capas polvorientas visibles. El polvo probablemente fue transportado al glaciar durante la temporada primaveral de tormentas de polvo, quedando luego atrapado.
 
Posteriores análisis mostraron que el factor estacional desempeña un papel relevante en la diversidad bacteriana. Durante la estación de los monzones, los microbios se originaron en entornos muy diversos, incluyendo fuentes animales y hasta humanas, mientras que en las estaciones no monzónicas se originaron principalmente en entornos más fríos y cercanos.
 
El estudio es el primero de su tipo en hallar una conexión entre las bacterias y el cambio climático en estudios ecológicos.
 
Anuncios

Acerca de ekadantamedialuna

No hay problemas, cada semilla sabe perfectamente como llegar a ser un arbol...
Esta entrada fue publicada en HUMANIDAD. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s