Desde la Cumbre de Bali en el año 2007 hasta Kyoto 2…

 

Durante los últimos diez años, entre 1998 y el 2007, se registraron las más altas temperaturas de la historia, o al menos desde que se realizan registros sistemáticos, según anunció ayer la Organización Meteorológica Mundial en la cumbre del clima de Bali donde 190 países ESTAN DISCUTIENDO cómo iniciar una nueva negociación en la lucha contra el cambio climático.
 
El 2007 registró una temperatura media superior  en 0,41 grados al promedio de los años 1961-1990  y se caracterizó por desastres meteorológicos de inusual virulencia. También se registró un récord negativo en la superficie del casquete polar ártico, que al final del verano boreal era de 4,28 millones de km2, es decir, un 39 por ciento inferior a la del periodo 1979-2000 y un 23 por ciento menor que el récord precedente, alcanzado en septiembre del 2005.
 
Mientras tanto, los científicos de la NASA anuncian que los glaciares del ártico desaparecerán en verano en 2013, es decir, de aquí a tan solo 4 años, y la organización mundial de la salud advierte que el cambio climático causara la muerte de millones de personas en los países pobres con enfermedades mortales como la malaria, la diarrea o la malnutrición.
 
Y en Bali, durante la noche del 14 de diciembre del 2007, EEUU, Canadá y Japón se opusieron al objetivo de la UE de reducir de un 40% las emisiones de CO2 con una hoja de ruta exhaustiva.
 
Los principales acuerdos adoptados de las negociaciones de la Cumbre de Bali han sido los siguientes:

La hoja de ruta

Bali ha finalizado con el establecimiento de un plan de trabajo para, entre otros, definir compromisos cuantitativos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero más allá del año 2012, en el que finaliza el primer periodo de compromiso del Protocolo de Kioto. Los compromisos, que serán el resultado de una negociación que no se extenderá más allá del año 2009, deberán ser medibles, reportables y verificables (ver documento oficial)


El consenso internacional

La totalidad de los países participantes de la Conferencia, incluyendo Estados Unidos, han suscrito el documento final. En el mismo, los países más desarrollados deberán acometer reducciones con base a sus capacidades y a los objetivos cuantitativos a definir en el proceso de negociación. Los países menos desarrollados también deberán acometer acciones de reducción de emisiones, dentro del marco del desarrollo sostenible y con apoyo externo en cuanto a transferencia de tecnología, financiación y capacitación.

El esfuerzo de mitigación

El documento final acordado establece la urgencia de afrontar el problema del cambio climático pero no cita explícitamente que las emisiones de los países desarrollados deban limitarse en el año 2020 a un incremento máximo de entre el 25% y el 40% de las emisiones del año 1990, conforme a la postura defendida por la Unión Europea. Con todo, dicho documento final sí recoge a pie de página la referencia del informe del IPCC en el cual se establecen los límites máximos necesarios para limitar la concentración de CO2 equivalente en la atmósfera a los niveles requeridos para limitar su efecto sobre el clima.

Concretamente, el documento en el cual se plasma la hoja de ruta de Bali (“Bali Action Plan”) hace referencia a la contribución del Grupo de Trabajo III del IPCC al Cuarto Informe de Evaluación, concretamente a las páginas 39 y 90 del Resumen Técnico y a la 776 del capítulo 13 (“Políticas, instrumentos y acuerdos cooperativos”). En ellas se establecen diferentes horquillas de reducción de emisiones y las concentraciones de gases que derivarían teóricamente de las mismas. Dichos escenarios reflejan la capacidad de limitación de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera según rangos cuantitativos de reducción de emisiones en países y reducciones de las emisiones respecto de su línea de base.

El acuerdo ha sido dotado en el último momento de cierta flexibilidad en cuanto al futuro establecimiento de límites cuantitativos. En cualquier caso, estas magnitudes implican un esfuerzo reductor a nivel mundial de hasta 8 veces mayor al actualmente vigente en el Protocolo de Kyoto, que establece un 5,2% de reducción sobre la base de 1990, en promedio en 2008-2012.

Es de señalar que, en la reunión de Viena celebrada en 2007, las 176 Partes del Protocolo de Kyoto de Naciones Unidas ya reconocieron oficialmente el intervalo 25%-40% como el necesario para evitar las peores previsiones marcadas por el IPCC.

 
Próximos pasos: la tecnología energética para poder  cumplir con la hoja de ruta
 
Las cifras anteriores son suficientemente auto explicativas en cuanto a los esfuerzos necesarios. Por tanto, Bali significa un importante paso hacia delante en el consenso internacional para la puesta en marcha de medidas de reducción de emisiones que permitan invertir la tendencia actual y las previsiones de crecimiento.

En este contexto, la energía juega y jugará un papel esencial. Según las proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el escenario actual de evolución derivaría en emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial de 42 Giga toneladas de carbono en el año 2030 (ver figura adjunta). Dicho nivel de emisiones comportaría a su vez un aumento global medio de la temperatura de 6ºC, triplicando el máximo razonable establecido por el IPCC.

Para poder alcanzar un nivel de emisiones que permita limitar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera en 450 partes por millón sería necesario reducir las emisiones hasta un máximo anual de 23 Giga toneladas de carbono.

 
En la Cumbre de Bangkok acordaron una ambiciosa agenda de trabajo para reducir las emisiones de CO2
 
Unos 1.200 delegados de 163 naciones han aprobado en Bangkok la agenda de las negociaciones de un nuevo acuerdo para combatir de manera más certera y completa el cambio climático a partir de 2012, cuando venza el Protocolo de Kyoto. "Tenemos todos los elementos del plan de acción de Bali", destacó el serbio Andrej Kranjc, uno de los representantes de la Comisión Europea (CE) en la reunión, en referencia a la "Hoja de Ruta" aprobada en diciembre en esa isla Indonesia.

El llamado por algunos "Kyoto 2" seguirá negociándose en Alemania en junio y lo primero que se tratará será la transferencia de tecnología de los países industrializados a los emergentes. Las naciones en vías de desarrollo se han negado en estos cinco días de debates en la capital tailandesa a aceptar controles o reducciones de sus emisiones de gases contaminantes mientras los países ricos no se comprometan en firme con sus ayudas financieras.

En agosto se celebrará otra reunión en Ghana que abordará, según se decidió el viernes, la deforestación y la reforestación, apartados que los científicos consideran esenciales para combatir el aumento de las temperaturas del planeta. La propuesta de Japón de negociar recortes de dióxido de carbono por sectores, introducida en Bangkok, arrancó el rechazo de delegaciones como la de China o la India y se ha dejado para agosto, a pesar de la fuerte presión que ha ejercido la representación nipona. El grupo de trabajo decidió aplazar a 2009 las discusiones sobre las obligaciones de Estados Unidos, a la espera de que el presidente norteamericano que emane de las elecciones que se celebrarán en noviembre será más favorable a aceptar compromisos que el actual, George Bush.

Estados Unidos es el único país industrializado que se ha negado a ratificar el Protocolo de Kyoto, que entró en vigor en 2006 para actuar sobre las emisiones de dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, hidrofluorocarbono, perfluorocarbono y hexafluoruro sulfúrico.

La última reunión de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este año se celebrará en Polonia, en diciembre.

El otro grupo de trabajo, con el cometido de supervisar el cumplimiento de los acuerdos de Kyoto, aprobó con menos problemas que el anterior explorar vías para reducir las emisiones de gases contaminantes en aviones y barcos, un volumen que representa entre el 5 y el 8 por ciento del total de las emulsiones que causan el efecto invernadero.

La Unión Europea (UE), que impulsaba la iniciativa junto a Noruega, hubiera deseado un compromiso más ambicioso, pero al menos el conseguido supera las reticencias de las naciones emergentes y les arranca el compromiso de estudiar la opción. El bloque europeo, uno de los frentes que ha buscado mayores compromisos en la reunión de Bangkok, acordó en 2007 reducir en un 20 por ciento sus emisiones de CO2 para 2020.

Las delegaciones de Brasil y Sudáfrica propusieron la alternativa de que las naciones industrializadas adoptaran recortes y las emergentes abordasen controles.

Otro punto de controversia surgió con la propuesta del Banco Mundial de que se aprobase la creación de fondos especiales para que los estados en vías de desarrollo accedan a créditos con los que poder financiar las reformas necesarias. Los afectados y las organizaciones ecologistas acusaron al Banco Mundial de tratar de controlar la financiación de la lucha contra el cambio climático, esfuerzo que los científicos y empresarios calculan que costará miles de millones de dólares. Las ofertas del Banco Mundial de establecer un Fondo para Tecnología Limpia de entre 5.000 y 10.000 millones de dólares y otros de 500 millones de dólares para adaptación se quedaron sobre las mesas de trabajo.

A pesar de las grandes diferencias expuestas en Bangkok y que vaticinan un largo, difícil y tortuoso camino de negociaciones, el propósito de esa reunión se ha cumplido: conseguir una agenda de trabajo.

 
 

 

 

Anuncios

Acerca de ekadantamedialuna

No hay problemas, cada semilla sabe perfectamente como llegar a ser un arbol...
Esta entrada fue publicada en HUMANIDAD. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s